lunes

FINAL DEL CAMINO-REFUGIO DE MONTAÑA



Tuvimos que pasar las bicis entre dos, pues el estrecho sendero tenía peligro de caída a ambos lados.


Al otro lado Ceci se encargaba de ayudar a subir las bicis.


El paso fue delicado pero poco a poco fuimos pasando las bicis.


Aquí estoy esperando que Manolo viniera a ayudarme.


Manolo y Carlos pasando mi bici, seguro que notaron que era la que mas pesaba.


Esta es Ceci simulando una gran caída.


Después de superar este obstáculo en el camino proseguimos la marcha.


Otro tramo de trincheras, sobre todo al lado izquierdo, que tenía malla metálica para proteger de posibles desprendimientos.


Os parecerá mentira, pero seguimos bajando.


Llegamos al desvió de Ríocavado, anunciando el cartel su importante iglesia.


Poco a poco fuimos dejando el bosque y se veían cada vez más claros.


Seguimos bajando pero ahora con menos pendiente, incluso tenemos que pedalear.


Al fondo el túnel agrupa a los compañeros.


En un lado del túnel las bicis tuvimos que pasarlas por arriba de la barrera.


En el otro lado del túnel las pudimos pasar entre los palos de la barrera.


Esta foto la he titulado…oberbuquin en la salida del túnel.


Después de esto proseguimos la marcha.


Tras varios kilómetros de rodeo, por fin pasamos junto al pueblo. Se trata de Barbadillo de los Herreros, viejo conocido nuestro por otro deporte… la pesca de la trucha.


Llegamos al cruce de la carretera de Barbadillo y aquí simplemente hay que seguir de frente.


En el siguiente tramo pare pues el asiento se había bajado, Carlos me dejó el destornillador para ajustar la arandela de presión, de ese modo cogía mejor la altura de pedaleo.


Aquí podéis ver lo que nos falta de camino y lo que hemos recorrido desde el pueblo.


Una vuelta caprichosa nos lleva por la ladera de la montaña en forma de circulo, aquí podéis ver el poste km.50.


Ahora vamos María y yo solos y estamos a punto de terminar el camino.


Tras dar una curva veo a María detrás de unas ramas, era un árbol que se había caído.


Este soy yo pasándolo.


Cuando llegamos al final y vimos el refugio en seguida nos pusimos a coger leña para encender la chimenea, aquí podéis ver la que traje de los alrededores en la bici.


Una bonita pradera vallada y con puerta para que no se metan las vacas.


Carlos trasportando madera para la chimenea.


Encendí la chimenea y después montamos las tiendas, con algunos problemas de montaje para Manolo, pues era la primera vez, estos se solucionaron con la ayuda de todos.


Pradera vallada, tiendas montadas, refugio con la chimenea encendida, y en un lugar maravilloso… ¿que mas se puede pedir?.


Esta es la chimenea que encendí, gracias a que en su parte alta había un mechero, supongo que dejado aposta.


Comienza a hacerse de noche, este es el final de un duro día pero a la vez bello, ahora toca disfrutar del refugio y de los amigos.


En el refugio contamos algunos viejos chistes, aquí podéis ver a Ceci, Marisa y Manolo.


En esta otra a Susi, Carlos y María junto a la chimenea, estuvimos comiendo pipas y recordando cuando íbamos de niños con las tiendas de campaña… ¡que tiempos aquellos!... hoy revividos de nuevo.


Mientras todos estaban calentitos en el refugio, yo salí con cámara en mano para hacer unas fotos del lugar, este es el cartel junto a la entrada del área de acampada.


Al fondo el refugio y a la derecha la fuente.


Aquí podéis ver la fuente. Por supuesto agua fría y buenísima.


Refugio y las tiendas de campaña.


Interior de mi tienda, con sacos nuevos.


Las bicis en el pequeño porche, después pasé un rato al refugio y estuvimos hasta que el cuerpo pidió descanso, poco después estábamos todos en las tiendas y en el silencio de la noche, los ronquidos de Carlos delataban nuestra posición, así con esa musiquilla de fondo me quedé dormido.


Amanece en el lugar de acampada, con prisas recogemos las tiendas, pero la humedad en la lona es tanta que por fuera están empapadas, después de sacudirlas un poco y con todo listo para salir nos reunimos a comer el primer muerdo de la mañana.


Aquí podéis vernos preparados para salir de regreso a Arlanzon.


Abandonamos este bello lugar donde hemos pasado la noche, y donde sin duda alguna volveremos.


Una ultima foto al refugio que sirvió la noche anterior para resguardarnos del frío.


Llegamos a Barbadillo con la intención de tomar café caliente, pero en el puente una señora nos dijo que hasta las 11 no abrían el bar, por lo que retrocedimos lo andado.


El camino de vuelta se hace por el mismo sitio pero la humedad y el verdor hacen diferente el regreso.


Llegamos al paso del túnel y como el día anterior lo solventamos sin problemas.


La siguiente parada obligatoria sería en el lugar donde se ha hundido el camino.



El paso es complicado, pero haciéndolo con calma y pasando cada bici entre dos se hizo más fácil.


Después tocaba subir al puerto del Manquillo y poco a poco fuimos ganando altura.


Por fin llegamos arriba…el descenso lo hicimos por la carretera viendo la peligrosa cuesta que teníamos por el camino.


Tomamos un refresco y unos sanwuiches en el bar del día anterior


Salimos a pedalear y dejamos atrás el pueblo y poco después la ermita del Cristo.


Unos cuantos km mas adelante pasamos el puente de madera sobre el embalse.


Al paso por el embalse daban ganas de meterse al agua.


Pero… cuidado, el camino te sorprenderá con cuestas como esta, que al final se termina por subir empujando.


Nuestra llegada al pueblo fue a mediodía por lo que el hambre ya apretaba.


Al final decidimos comer en el restaurante y después de esto regresamos a casa.
Estos entrenamientos son para nuestra preparación en el camino de San Francisco de Asís.


Si te ha gustado y quieres formar parte del blog déjanos tu comentario.

15 comentarios:

  1. Toda una aventura digna de ser narrada en una peli... siguen clavadas mis piernas en el peazo de socavón!! ainsss... que peligro!! qué valientes!! Me encantó la nochecita que pasasteis... historias contadas en la hoguera, y luego dormir al campo... despertar con el rocio pegado a vuestras tiendas... qué bueno!! Un buen entrenamiento para la GRAN AVENTURA!! avanti amichis!! muaaaac!!!

    ResponderEliminar
  2. QUE GRANDE ERES NIEVES ...NO TENGO PALABRAS ,,,TE QUEREMOS.
    MARIA Y ROSSI

    ResponderEliminar
  3. LA VERDAD ES QUE FUE UN FIN DE SEMANA INOLVIDABLE. LA RUTA MUY GUAPA Y LA COMPAÑIA ESTUPENDA. ESPERO VOLVER A REALIZAR ESTA RUTA EN OTOÑO DEBE DE SER ESPECTACULAR CON SUS BOSQUES DE ROBLES Y HAYAS .ESPERO QUE TENGAIS BUEN CAMINO Y QUE EN SEPTIEMBRE PODAIS REALIZAR EL DANUBIO CON NOSOTROS.
    UN ABRAZO DEL JINETE HUMEDO

    ResponderEliminar
  4. Hola amigos Bicigrinos
    desde aqui los seguimos y con la ayuda de todos y de Francesco mas un camino sera conquistado.
    Ultreya
    Acacio & Orietta

    ResponderEliminar
  5. Rossi y Maria-Maria y Rossi....que dos peregrinos de raza.
    Sois los mejores aya donde valláis, los caminos son vuestros, animo pareja.
    Sigo muy de cerca vuestras aventuras.

    Abrazos a los dos.

    Diego

    ResponderEliminar
  6. A eso se le llama entrenar. Sigue con la bici y te seguiremos hasta Asís.

    ResponderEliminar
  7. Y que sigas poniendo fotos tan chulas.

    ResponderEliminar
  8. Hola Rossi, María,Susi,Carlos,ceci, marisa y Manolo ¡vaya un entrenamiento!ha sido genial,por cierto, el camino hundido se las traia. Si señor, toda una aventura,estaremos aquí con vosotros, un beso muy fuerte amigos

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Hola
    Muchas gracias por invitarme al blog. Realmente es toda una aventura y las fotos son chulísimas !! Un beso ;)

    (Jajaja!! el comentario de arriba es un error de usuario)

    ResponderEliminar
  11. impresionante aventura, de verdad lo contais y es como si lo estuviese viendo.
    un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  12. me gusta todo buen camino buen titulo buenas fotos y buen escrito y yo sin saber poner ni una

    ResponderEliminar
  13. camino33 ( Ana Mª Partida Díaz )17 de julio de 2011, 0:11

    Vaya tela...entrenamientos así sí valen la pena...que envidia y que alegría por vosotros. Qué recuerdos me han traído las fotos del refugio! Que vértigo el tramo del hundimiento del camino... Seguiremos leyendo tus relatos y viendo tus fotos, que no falten! Gracias!
    Ultreia!

    ResponderEliminar
  14. Mucho peso vas a llevar, pero seguro que con la ayuda de todos te llevaremos en volandas. Que tengas Buen Camino
    Miguel Angel

    ResponderEliminar